Indicadores de rentabilidad: Todo lo que necesitas saber

indicadores de rentabilidad
Los indicadores de rentabilidad sirven para evaluar la buena marcha del negocio. ¡Te contamos cuáles son y cómo interpretarlos!

Comparte este post

Una buena forma de comprender qué son los indicadores de rentabilidad puede ser empezar por definir la palabra “rentabilidad” . La rentabilidad es la relación entre los beneficios que se obtienen de una determinada acción y la inversión que se ha realizado en esa acción. 

En términos de gestión empresarial, la rentabilidad es la capacidad de generar ganancias, el principal objetivo. Por eso, conocer y analizar los indicadores de rentabilidad es tan importante, porque es la forma de evaluar la buena marcha del negocio.

¿Qué son los indicadores de rentabilidad?

Los indicadores de rentabilidad son cifras que sirven para medir la rentabilidad de la empresa, es decir, su capacidad de generar ganancias. 

Son valores relativos, por eso suelen expresarse en porcentajes. Se calculan a partir de fórmulas matemáticas, teniendo en cuenta las cifras de la empresa, tales como los ingresos, los beneficios, los costes de explotación, etc. 

Estos indicadores de rentabilidad se calculan teniendo en cuenta un periodo de tiempo determinado para poner la información en contexto. 

Tipos de indicadores de rentabilidad y cómo calcularlos

Diferentes autores clasifican la rentabilidad en dos, tres y hasta cuatro tipos: rentabilidad económica, comercial, social o financiera. Sin embargo, cuando hablamos de indicadores, normalmente se distingue entre indicadores de rentabilidad económica e indicadores de rentabilidad financiera.

La rentabilidad económica se calcula teniendo en cuenta el beneficio que obtiene la empresa antes de descontar los impuestos, los intereses y los gastos financieros en los que la empresa incurre para mantener sus activos.

Por otra parte, la rentabilidad financiera es la cifra que se obtiene una vez que se deducen los impuestos, los intereses y los gastos financieros. Por eso puede darse el caso, y muchas veces se da, de que la rentabilidad económica sea un dato positivo y la rentabilidad económica, negativa. 

Los principales indicadores de rentabilidad son los de rendimiento o retorno: ROA, ROE y ROI

Indicadores de rentabilidad económica

Vamos a comenzar viendo los dos indicadores clave para calcular la rentabilidad económica.

ROA:

Es el acrónimo de Return on Assets, que se traduciría como “rendimiento de los activos”. Este indicador de rentabilidad económica refleja el rendimiento que consigue la empresa en relación con las inversiones realizadas, es decir, cómo de rentables son los activos de la compañía. 

El ROA es un indicador fundamental para entidades financieras e inversionistas. Es el dato a partir del cual deciden si conceden un préstamo a la empresa o invierten en ella su capital. 

Cuando el ROA supera el 5% se considera que la empresa es rentable, y cuanto mayor sea este porcentaje, más dinero ganarán los inversionistas.

Para calcular el ROA se utiliza la siguiente fórmula:

ROA = (Beneficios netos / Activo total) x 100

ROI:

Otro indicador de rentabilidad económica muy utilizado es el ROI, que es el acrónimo de Return of Investment (retorno de la inversión). Es el resultado de calcular la relación entre la inversión que la empresa ha realizado y el beneficio antes de impuestos una vez que se le resta la inversión. 

ROI = [(Beneficio obtenido-Inversión) / Inversión] x 100

El ROI permite conocer la capacidad de la empresa para obtener resultados positivos, y cuanto mayor sea el ratio, mejor se están aprovechando las inversiones en la empresa. Como es un ratio, hay que tener en cuenta el importe de la inversión para conocer el valor absoluto. Si, por ejemplo, el ROI es del 100%, significa que el beneficio ha sido el doble del total invertido. 

¿Cuál es el mejor indicador de rentabilidad financiera?

ROE: es el indicador de rentabilidad financiera por excelencia. Significa Return on Equity o rendimiento de los fondos propios y es la relación entre el beneficio neto y los recursos que se han empleado para obtenerlo.

El ROE se calcula utilizando la siguiente fórmula:

ROE= [Beneficios netos / Fondos propios (capital +reservas)] x 100

Es muy habitual que los accionistas o inversores establezcan un ROE mínimo a la hora de considerar una empresa como elegible para sus inversiones. 

¿Cómo interpretar o analizar los indicadores de rentabilidad?

Como hemos mencionado, para valorar la rentabilidad de una empresa hay que tener en cuenta varios indicadores, ya que un solo dato aislado no aporta información relevante y cada uno se interpreta de forma diferente. 

Para dar más sentido a la información, los datos que aportan los indicadores se suelen comparar con los de periodos anteriores o con los de otras empresas que se dedican a la misma actividad o con el promedio del sector. 

También hay que considerar otra información contextual: si la empresa es de reciente creación o lleva varios ejercicios funcionando o la situación económica general del momento y el entorno.

Monitorizar los indicadores de rentabilidad es necesario para conocer el funcionamiento de la empresa, además de ser información imprescindible cuando el negocio está buscando financiación. Disponer de una herramienta de business intelligence como la que ofrece Mobilvendor permite a la empresa controlar e interpretar todos estos parámetros. Esta herramienta hace posible crear fácilmente paneles de analítica avanzada para visualizar la información relevante y poder tomar las decisiones que lleven a la empresa a alcanzar resultados de crecimiento.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe únicamente contenido de interés. No te enviaremos spam :)

Explora otras publicaciones